sábado, 4 de junio de 2016

EL NIÑO




Las corrientes marinas y las temperaturas provocan un fenómeno cíclico en el Océano Pacífico, conocido como el Niño. El nombre de "El Niño" se debe a los pescadores del Perú que observaron que las corrientes de aguas que circulan de sur a norte, se calentaban en la época de Navidad y los bancos de peces huían hacia el sur.

Hace unos años se habló de El Niño por algún desastre que sus tormentas había provocado. Y se caracteriza por eso, provocar inundaciones en algún lugar y sequías en otro.

Este año el fenómeno de El Niño está siendo preocupante. El 2015 ha sido el año más cálido del planeta desde que tenemos registros y el cambio climático ha agravado sus efectos. Las consecuencias no las vemos en los telediarios pero son devastatadores. Es una de esas plagas que la mayoría de la humanidad ignora que existe. Una inundación tiene fotos, pero la sequía no, excepto la foto de las consecuencias con la tierra resquebrajada y seca y animales muertos de sed.

Cuando alguien que está en el límite de la miseria y planta las últimas semillas que ha guardado porque esto le asegura la cosecha del año y no llueve, lo pierde todo. Sabe que para el y para su familia no hay esperanza para el próximo año, porque no habrá cosecha. La vulnerabilidad es eso. La injusticia provoca que con un solo tropiezo, como el Niño, se pase de la pobreza a la miseria irremisiblemente.

Las ONGD que estamos sobre el terreno lo sabemos y en situaciones así no dudamos en proporcionar alimentos a quien lo ha perdido todo. Algunos gobiernos de la región están respondiendo, aunque no llegan a todos los afectados. Esperamos que a pesar de la sequía entre unos y otros no incremente mucho el número de personas que pierden el futuro y la esperanza. Esperamos no llegar a ver de nuevo imágenes de gente muriendo de hambre y esperamos por supuesto también, que llueva. Pero mientras no lo hace, estamos a su lado para que tengan la oportunidad que hubieran tenido en condiciones normales.

Es el trabajo silencioso que podemos hacer con el apoyo de muchos de vosotros que confíais en las ONG sin esperar una emergencia y colaborais periodicamente Son millones de personas en emergencia silenciosa en Sudamérica, África e Indonesia. Millones.

Y mientras tanto, Europa se sigue mirando el ombligo, no resuelto lo que tiene en casa e ignora las emergencias silenciosas que tiene lejos.

Puedes conocer mejor el fonomeno y lo que hace Oxfam Intermón  entrando aquí 

Artículo publicado en el num 262 de la revista "El Portal" de Centelles de junio del 2016
Publicar un comentario